Adaptación de la obra de Molière, por Alicia Jerez

En esta comedia, el Señor Jourdain, un rico y desmañado burgués, se empeña en convertirse en parte de la nobleza. Pretende dedicar su tiempo y dinero a aprender, vestir y comportarse como un noble. Dada su torpeza, estos esfuerzos no aportan más que conceptos básicos y superficiales que lo hacen caer en el más espantoso ridículo.

Esta obra nos muestra que, a veces, el espejo nos devuelve una imagen totalmente diferente a la que tenemos de nosotros mismos y pensamos, erróneamente, que con dinero cualquier cosa está a nuestro alcance.